¿Cosas que no se deben publicar nunca en Internet?


7 cosas que nunca debes publicar en Internet

Fotos de eventos, billetes de viaje, momentos especiales de los hijos, dirección de la casa, están entre las informaciones que los usuarios exponen en Internet, pero no deberían. La exposición de datos como estos en las principales redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter puede causar peligros en el mundo virtual y también en el real. Esto es porque las personas malintencionadas pueden recopilar detalles de posts aparentemente inocentes para engañar en compras en línea o cometer crímenes más graves como el robo y el secuestro. A continuación eche un vistazo a las situaciones e imágenes que nunca se deben compartir en Internet si desea mantenerse seguro.

1. Ingresos de eventos

Fotos de entradas de eventos como shows, juegos, teatro, entre otros no deben ser publicadas en las redes sociales. Estos tickets, en general, cuentan con un código de barras que se lee en la entrada del sitio y que puede ser replicado por terceros a través de la imagen compartida. Además de tener el billete duplicado, la persona corre el riesgo de no poder entrar en el evento si el billete del impostor es escaneado primero por el sistema.

De acuerdo con la firma de seguridad Kaspersky, si una persona realmente quiere compartir un billete en Facebook o Instagram, por ejemplo, debe difuminar el código de barras, y los números que están por debajo de ella usando una aplicación de edición de imágenes.

2. Fotos de tarjetas de crédito o de débito

Parece obvio, pero vale la pena recordarlo: no se debe publicar en Internet imágenes de tarjetas de crédito, débito o cualquier otra información bancaria. Si la imagen es vista por una persona mal intencionada, los datos se pueden utilizar para realizar compras en línea, que no requieren el uso de la contraseña. Por lo tanto, antes de publicar la foto de su tarjeta o una imagen de su saldo bancario, recuerde los riesgos.

3. Tarjetas de embarque o planes de viaje

Al buscar por el hashtag #boadingpass en el Instagram, inmediatamente, aparecen más de 107 mil publicaciones con fotos de tarjetas de embarque – que no deberían estar siendo expuestas en las redes sociales. Así como las entradas, estos billetes cuentan con códigos de barras. Pero no es sólo eso: el documento presenta además informaciones que van más allá de los datos de vuelo, que pueden dar acceso a la cuenta del usuario en el sitio de la compañía aérea.

«Con sólo el apellido y el número del localizador de registros, es posible obtener información como el número de teléfono de alguien y los futuros vuelos que ellos reservaron. Además, permite el acceso de alguien para entrar y cambiar sus lugares, así como cancelar cualquier vuelo futuro», explica el sitio web How to Geek.

Otra sugerencia para quien tiene una cuenta pública en las redes es evitar divulgar los planes de viaje, con informaciones sobre cuánto tiempo quedará fuera, cuando viajará y cosas de ese estilo. Los criminales están cada vez más especializados en observar perfiles y la información de que una casa estará vacía durante una larga temporada puede ser un plato lleno para los bandidos.

4. Foto de la mesa de trabajo

Su mesa de trabajo puede contener más información de lo que se imagina. Por lo tanto, antes de compartir una foto en la que aparezca, compruebe si no hay documentos importantes aparentes, notas adhesivas, login y contraseña expuestos en la pantalla del ordenador, facturas o notas con datos confidenciales que pueden exponerle o a la empresa.

5. Dirección de casa y teléfono

Este ítem también puede parecer obvio, pero sí, hay quien comparte públicamente información personal como su dirección o teléfono. Por ejemplo, si alguien crea un evento en Facebook que se realizará en su propia casa y lo mantiene público, permite que cualquier persona tenga acceso a su lugar de residencia. También es común que personas, ansiosas de recibir el contacto de una empresa o celebridad, dejen su número de celular en los comentarios de un post en Facebook.

Además, publicar una foto de la parte delantera de su casa, en la que se ve el número, puede ser una forma de facilitar el acceso de los delincuentes al lugar. Principalmente en el caso de ciudades más pequeñas, donde es más fácil reconocer el lugar a través de pequeños detalles. Por las dudas, evitelo.

6. Su ubicación actual

Varias plataformas proporcionan herramientas de check-in, que permiten a los usuarios a marcar la ubicación actual y exhibirlo a todos sus contactos. Otra forma por la cual se puede hacer eso y que muchas personas no se dan cuenta es a través de la geotags en las fotos del Instagram. El recurso puede ser útil para mostrar cómo un evento es divertido y atraer a más amigos o para relacionar sus publicaciones a un lugar, pero también puede ser peligroso.

Primero porque los criminales que acompañan los posts tienen la indicación de que ese usuario no está en casa.

7. Foto de niños con ubicación y uniforme de la escuela

Una foto de un niño es siempre una moneria y, por supuesto, a los padres les gusta mostrar los momentos especiales con los amigos. Sin embargo, es importante tener cuidado con el contenido, incluso si su perfil en una red social es privado, y no público. El sitio Life Wire sugiere que los responsables nunca pongan fotos con geolocalización y eviten informar el nombre de los hijos en Internet.

Además, es fundamental evitar fotos en las que los hijos aparezcan con uniforme escolar. Al final, la camiseta indica dónde estudian y facilita la acción de posibles criminales.

 


Información sobre este artículo:

Artículo publicado en la página web: Registrarse, para más información y novedades sobre temas de informática, servicios de Internet y temas afines puede seguir navegando en la presente página web.

Artículo escrito por geometryspace.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*